Compartir

bobby-gillespie

Ayer por la tarde, Primal Scream tuvo que terminar antes de tiempo su set en el Festival Caribana de Suiza porque su líder Bobby Gillespie se cayó del escenario, de dos metros de altura, por lo que fue trasladado en camilla y luego hospitalizado. El grupo llevaba tocando unos 40 minutos, cuando Gillespie se subió a un bafle del cual cayó. Un representante del festival tuvo que salir a dar la noticia de que el show estaba suspendido.

Según reporta la NME, el músico de 53 años solo sufrió una lesión leve en la espalda de la que ya se está recuperando.