Foto: Matías Altbach

Anoche se entregaron los Premios Grammy en una ceremonia conducida por James Corden que tuvo lugar en el Madison Square Garden de Nueva York. Algo que llamó la atención rápidamente fue la ausencia de ganadores mujeres dentro de las categorías principales: sólo una logró llevarse una estatuilla (Alessia Cara, a Mejor artista nuevo). La mujer más nominada de este año era SZA, que no ganó ninguna de las cinco categorías en las que competía.

Variety pudo entrevistarNeil Portnow, el presidente de la Academia de Grabación, quien defendió los premios y dijo:

“Las mujeres que tienen creatividad en su corazón y alma, que quieren ser músicos, que quieren ser ingenieras, productoras, y parte de la industria en un nivel ejecutivo, necesitan dar un paso adelante porque pienso que serían bienvenidas”.

Más adelante en la entrevista, Portnow dijo que:

“Los Grammy necesitan ser más inclusivos, creando oportunidades para todas las personas que quieran ser creativas”.

El productor del show, Ken Ehrlich, fue interrogado por Lorde, artista que rechazó tocar en los Premios porque la convocaron para un segmento homenaje. Todos los hombres nominados a Álbum del año tocaron en vivo en un momento único de ellos. Al respecto, Ehrlich dijo:

“No sé si fue un error. Estos shows son un tema de elecciones. Tenemos casilleros y se llenan. Ella tiene un gran disco. No hay manera de que podamos lidiar con todos”.

El gran ganador de la noche fue Bruno Mars, que con su disco 24K Magic logró llevarse siete estatuillas, entre ellas los premios más importantes del año (Álbum del año, Grabación del año, Canción del año). Kendrick Lamar le sigue en la lista de más ganadores, con cinco premios en su haber. Pasá a ver todos los ganadores, acá.