Compartir

A finales del pasado octubre, Charlie Heaton, mejor conocido como el encargado de interpretar a Jonathan Byers en Stranger Things, fue detenido en el aeropuerto internacional de Los Ángeles por intentar ingresar al país con cocaína. Luego de pasar horas en el lugar, el joven actor fue deportado a su Inglaterra natal.

Este incidente puso en riesgo la participación de Heaton en la tercer temporada del éxito de Netflix, pero, según le confirmaron los ejecutivos del show al medio Daily Mail, el nacido en Bridlington, East Yorkshire, no será despedido ni reemplazado, sino que formará parte de la nueva entrega de la serie.

Por su parte, Kim Wilcox, diseñadora de vestuario de Stranger Things, le dijo al mismo medio que Heaton no fue expulsado de Netflix tras incidente porque los creadores del programa lo valoran a él y “a su ambiente familiar”.

“Charlie está de regreso”, dijo Wolcox, y agregó:

“Charlie en realidad es uno de mis favoritos de todos los actores y creo que es un alma muy sensible. Creo que es un buen hombre y creo que ha tomado algunas grandes decisiones en su vida y tal vez este fue sólo un momento en el que algo se le escapó”.

“Creo que es un excelente actor y es un gran jugador de conjunto. Creo que en su trabajo y en su labor en Stranger Things 2, yo y todos los demás. Él es muy profesional y un ser humano increíblemente generoso, así que no veo por qué no lo invitarían a regresar”.

Por otro lado, el sitio ThatHashtagShow.com avisó que, según sus fuentes, en la nueva temporada de la creación de los hermanos Duffer se sumarían a la trama, al menos, tres personajes nunca antes vistos.

El medio señaló que, si bien los nombres finalmente podrían cambiar, los nuevos participantes de la historia serían:

Alcalde Larry Kline: descrito como un clásico político embaucador de estilo años ’80, patético e impulsado sólo por sus propios intereses.

Bruce: un periodista de noticias moralmente comprometido de unos 50 años, sexista, exagerado, desaliñado y excedido de peso que carece de valores morales.

Patricia Brown: una dulce anciana de 70 años que habita en el vecindario que aconsejará a los chicos mientras cuida de su jardín.