Compartir

Instagram, Twitter, Gmail, Facebook, Snapchat, páginas web, películas extranjeras, E-books y videos, casinos, libros, Lady Gaga y Justin Bieber. Estas son solo algunas de las tantas cosas (y personas) prohibidas o censuradas en China y, al parecer, a esta lista se uniría el hip-hop.

Según la agencia de noticias internacional Reuters, el género nacido en el Bronx allá por los ’70 no sería bien visto por los mandatarios de la República Popular de China.

A pesar de su poca expansión en el país asiático, el Hip-Hop ganó notoriedad el año pasado gracias al programa de televisión Rap of China, el cual tuvo como ganadores a Wang Hao mejor conocido como PG One, y Zhou Yan alias GAI.

Tras su salto a la fama, estos últimos han sido sancionados en las últimas semanas por mala conducta o contenido que va en desacuerdo con los valores del Partido Comunista. Por un lado, GAI fue expulsado del popular programa The Singer sin ninguna razón. Por el otro, PG One fue obligado a disculparse por letras lascivas que según los críticos eran insultantes para las mujeres y alentaban el uso de drogas recreativas.

Mientras que las canciones de PG One fueron dadas de baja en internet, la agencia oficial de noticias Xinhua expresó que el artista “no merece un escenario” y que los chinos “deberíamos decir ‘no’ a quien proporcione una plataforma para contenido de baja calidad”.

Por otro lado, el influyente tabloide dirigido por el Estado chino, Global Times, tituló el domingo pasado:

“Las esperanzas del hip-hop en China parecen oscuras luego de que los raperos chinos fueran retirados de los programas de televisión”.

Claro está que esta no es la primera vez que los músicos chinos se topan con las censuras locales. En 2015, el Ministerio de Cultura de China prohibió 120 canciones, principalmente de rap, por “promover la obscenidad, la violencia, el crimen o amenazar la moral pública”.