Un reciente artículo del New York Times se mete en la interna de uno de los festivales más importantes del mundo: el Coachella, cuya edición de este año comienza este fin de semana. En la entrevista, el CEO de Goldenvoice Paul Tollett comenta que es él personalmente quien cura y agencia los 150 artistas del festival.

Cuando le preguntaron por una artista que definitivamente no quería contratar, respondió: Kate Bush. Por lo que cuenta en el artículo, Tollet mantuvo un diálogo con Marc Geiger, representante de la agencia de booking William Morris Endeavour quien le propuso a Tollet: “Ella nunca ha tocado en Estados Unidos y acaba de hacer 30 shows en el Reino Unido por primera vez después de fines de los ’70. ¡Tienes que hacerlo!”. A lo que Tollett respondió:

“¡No! Nadie lo entendería”.

Efectivamente, Bush nunca se presentó en vivo en los Estados Unidos y después de esos shows de 2014 no ha daod ningún concierto más. Esos shows están documentados en su disco en vivo Before the Dawn. Según pudo saber Pitchfork, en realidad Bush nunca tuvo la intención de estar en Coachella.

El comunicado a manos de un representante de Bush dice:

“Nunca fue la intención de Kate hacer más shows que los que dio en Londres. El show fue concebido para un determinado tipo de lugar. No hubo ninguna discusión sobre Kate tocando en ningún festival, incluyendo Coachella”.

El artículo completo lo podés leer en este enlace.