house-ian-curtis

Hadar Goldman, fan de Joy Division, compro la ex-casa de Ian Curtis por un valor de 190.000 libras (300.000 dólares). La compra la hizo por una causa más que justa: convertirla en el primer museo que exista en el mundo sobre el grupo.

El comprador es un hombre de 48 años que decidió hacerse con la casa a tan solo unos días de que se cumplieran los 35 años del suicido de Curtis. La idea del museo empezó a circular a principio de año cuando un grupo de fanáticos estaba juntando dinero para comprarla. Al parecer, solo Hadar pudo hacerse con la propiedad ubicada en el 77 de Burton Street, en Macclesfield, donde vivió el vocalista antes suicidarse el 18 de mayo de 1980.

A pesar de que pagué casi el doble del precio que pedían por la casa, siento que tenía que estar involucrado, especialmente después de escuchar de muchos fans que no lograron conseguir los fondos para comprar esta casa, propiedad de uno de los héroes musicales de mi infancia. Joy Division ha dejado un legado musical que ha influenciado muchas bandas de hoy. No es acerca de la historia y el pasado, es acerca del legado. – Explica Hadar Goldman

Se espera que más adelante Goldman dé a conocer más detalles de la “casa – museo”. Mientras tanto, los fans de la banda lo agradecen.