Compartir

Las cosas están poniéndose cada vez más complicadas para los hermanos Duffer, conocidos por ser los creadores de Stranger Things, el gran hit de Netflix en el género de ciencia ficción.

Por una parte, fueron públicamente acusados de abuso verbal hacia varias mujeres de su staff, y luego trascendió la demanda por plagio que pesa en su contra respecto de la autoría de la citada producción televisiva. Lo que aconteció es que Charlie Kessler argumenta que los Duffer robaron la idea principal para crear el guion de aquel programa de su cortometraje titulado Montaukel cual fue estrenado en 2011 y posteriormente premiado en varios certámenes. De cualquier forma, para muchos resulta sospechoso que en 2015 se anunciara el lanzamiento de la serie bajo ese mismo nombre, que después fue curiosamente cambiado por el de Stranger Things.

En cualquier caso, ni cortos ni perezosos, los citados hermanos en pocas horas se han defendido y, de hecho, han negado toda conexión con la obra de Kessler por medio de su abogado Alex Kohner que emitió la siguiente declaración en nombre de ambos:

“La demanda del señor Kessler no tiene fundamento alguno”.

Más adelante, el apoderado fue incluso más específico al mencionar que no existen lazos entre ambas partes en disputa:

“Los hermanos Duffer no han visto el corto de Kessler ni han hablado nunca de cualquier proyecto con él”.

Finalmente, Koher incluso insinuó la mala fe del demandante, señalando que busca beneficiarse del trabajo duro y la creatividad de otras personas, es decir, de sus defendidos.

En todo caso, acá dejamos un fragmento del comentado cortometraje que presenta unas grandes similitudes con la historia protagonizada por el talentoso y joven elenco de actores, entre los que podemos encontrar a los encantadores Millie Bobby Brown, Finn Wolfhard y Gaten Matarazzo.