Hace un par de décadas, tanto Blur como Oasis dominaban las radios de Inglaterra y buena parte del mundo con sus primeras canciones. Ante ese auge del brit-pop, sus seguidores y la prensa no tardaron en crear una rivalidad entre los líderes de esas citadas bandas, de modo que los los diarios a menudo estaban investigando quién vendió más discos o llenó más sus recitales.

Pero el tiempo pasa, el panorama cambia, y las personas crecen. Así que desde hace varios años se puede decir que tanto Damon Albarn como Noel Gallagher han dejado atrás sus diferencias para disfrutar de una gran amistad basada en todo lo que los une.

Sobre tal vínculo, el ahora también músico de Gorillaz comentó lo siguiente en un diálogo con The Sun:

“Valoro mi amistad con Noel porque él es una de las pocas personas que pasó por lo mismo que yo en los años noventa”.

Y aunque lo sucedido en esa década es parte de lo que los hace tan parecidos, prefieren no quedarse anclados en los recuerdos de esa era:

“No hablamos de nuestro pasado, hablamos del presente”.

En todo caso, esto comentó Damon cuando le consultaron sobre la manera en que solía irse de fiesta cuando aún era un jovencito, lamentándose de ciertos excesos que cometió:

“Anoche fui a ver una película sobre Alexander McQueen, y luego tuve muchas pesadillas porque de alguna forma desencadenó todas esas escenas de la vida nocturna y la gente que se desperdicia. Desencadenó cosas que no sabía que estaba almacenando “.

Queda claro entonces que Damon se siente bastante agradecido con la vida por haberle permitido no caer en una espiral eterna de adicciones y auto-destrucción, y tener ahora la oportunidad de seguir creando melodías y llevando a cabo todos sus proyectos.