La excentricidad y el orgullo parecen ser dos características que pertenecen a cualquier estrella. Si hay alguien a quien se le conocen miles de historias excéntricas es a Prince.
En el día de ayer, Damon Albarn dio un entrevista a Radio X como parte de la promoción del nuevo disco de Gorillaz, The Now Now, que tiene fecha de lanzamiento para el 29 de junio.

En esa conversación con Gordon Smart, Albarn contó una anécdota agridulce. Al parecer, Prince habría invitado a Albarn a colaborar con él en una canción, pero el líder de Blur rechazó la propuesta porque Prince no permitía fumar en su estudio en Paisley Park. Albarn relató:

“Estaba tomando un trago y fumando un cigarrillo -hoy en día ya no fumo más-. pero si no podés ser quien [realmente] sos… si he invitado a alguien a mi estudio, ellos son mis invitados, y no hay [que poner] condiciones como esa”.

“Es como, no puedo fumarme un cigarrillo afuera si lo necesito. estaría muy emocionado, ¿no? ¿Por qué no me volvería loco si estoy con Prince? Prefiero [directamente] no hacerlo y no enojarme con todo el asunto. Es uno de esos ‘podría haber sido’, tengo varios de esos”.

Solo nos queda pensar qué hubiera salido de ese explosivo encuentro, pero al parecer los egos y excentricidades no permitieron que disfrutáramos de esa unión.