Compartir

Tras los desperfectos que ocurrieron con las pantallas de video del pasado recital de Depeche Mode en La Plata, como era de esperarse, una lluvia de críticas y reclamos por parte de los asistentes no ha parado de caer sobre la banda y la productora que organizó el evento.

Daniel Grinbank es la cabeza más visible de DG Entertainment y como tal fue blanco de buena parte de esas recriminaciones, algunos se preguntaban por qué el empresario en cuestión no había hecho ninguna declaración pública respecto del tema. Pues bien, Grinbank rompió su silencio en un diálogo vía mensajes privados de Instagram con el periodista Fabrizio Pedrotti quien publicó la conversación en su blog.

Acerca del asunto de las pantallas, la respuesta del mencionado y experimentado gestor de recitales fue la siguiente:

“El desperfecto se originó en la consola y en el rack de las pantallas de Depeche Mode. Todo había sido probado antes de dar puertas, y funcionaba a la perfección. Prueba de ello fueron el set de Juana Molina, los comienzos del show de Depeche Mode y al finalizar, cuando mandamos la señal con las indicaciones de salida al público”.

Más adelante, señaló que el grupo Depeche Mode no fue sincero con la declaración que emitió días después del show en la que se desligaban de la responsabilidad por lo ocurrido:

“La banda mintió en su comunicado al respecto, no haciéndose cargo de ésto e imputando la responsabilidad a la empresa local de video. A su vez, consideraron que fue uno de los mejores shows del tour y que el problema técnico no impidió que se hiciera la totalidad del mismo, de 2 horas y 10 minutos. También mi socio, Live Nation, coincide en la visión del grupo. Nuestra empresa -DG Entertainment- hizo todo en forma profesional y correcta, y fuimos también perjudicados”.

Más aún, Daniel hizo evidente su enfado y el daño que acorde con los hechos le fue producido a la imagen de su compañía:

“Se dañó gratuitamente nuestra reputación, y es obvio que no recibiremos reintegro alguno de la totalidad del cachet abonado. Esperemos a ver cómo sigue el conflicto originado con Defensa del Consumidor”.

En cuanto al comentado cierre de la página de Facebook de DG Entertaiment, Grinbank reconoció que esa decisión se tomó a causa de la “catarata de insultos” que recibieron por estos días, así como enfatizó en que sus abogados están trabajando en este asunto y afirmó que ya le solicitaron a la agrupación musical en cuestión y a Live Nation que aclaren las verdaderas causas de los problemas técnicos durante el evento.

Adicionalmente, comentó respecto de su situación actual luego de todos estos problemas:

“Te aseguro que es una sensación de mucha impotencia y frustración. Y honestamente, me parece que se están cagando en mi trayectoria. Aunque suene soberbio, creo que la tengo y sigo teniendo una línea de conducta, habiendo tantos impresentables que ejercen esta profesión”.

Además, apuntó que no comprende por qué la agrupación no paró el show para explicar lo que estaba pasando y prosiguió con la presentación, tal vez esperando que se arreglara solo aquel inconveniente logístico.

Por último, comentó que debido a todo lo anteriormente mencionado se ha abstenido de brindar entrevistas en estos días, pero que él es de los que confía en que “el tiempo pone las cosas en su lugar”.

Habrá entonces que esperar por la respuesta de Depeche Mode y Live Nation sobre este delicado asunto que sigue dando de qué hablar entre los seguidores argentinos de esta legendaria banda.