Graves acusaciones de índole sexual hechas en contra de Boyd Tinsley, violinista de Dave Matthews Band por parte de otro artista, el trumpetista James Frost-Winn, han ocasionado que sus compañeros de banda deban tomar la decisión de despedirlo.

Las denuncias legales en cuestión fueron hechas por parte de Frost porque según él narra, sufrió diversos tipos de avances sexuales y constantes comentarios lascivos por parte de Tinsley durante 2015 y 2016, época por la cual trabajó para él como parte de la banda Crystal Garden. Lo cierto es que en su demanda, en la cual se aduce que Boyd creó un “ambiente de trabajo hostil” con sus comportamientos inapropiados, Frost pide la suma de 9 millones de dólares como indemnización. Los detalles de su alegato se pueden leer acá.

En vista de este preocupante panorama, miembros de DMB han declarado estar sorprendidos y entristecidos de conocer tal situación:

“Estamos en shock tras estas perturbadoras confesiones y no estábamos al tanto de ellas”.

Asimismo, anunciaron oficialmente que Tinsley no forma más parte de su agrupación. Concretamente, en un diálogo con Vulture, Dave Matthew, líder de este proyecto no se atrevió a decir si es posible que regrese en un futuro el violinista a la banda:

“Ahora mismo alejarse es lo mejor para él. Nadie está feliz con esta situación. Excepto porque nos alegra haber podido entender algunas cosas. Espero que él también pueda hacerlo”.

Se trata sin dudas de una situación desafortunada para todos los involucrados, puesto que Tinsley había sido miembro de DMB desde 1992 y aparece en cada uno de los nueve álbumes publicados por esta formación hasta el día de hoy, así como el próximo titulado Come Tomorrow.