Compartir

Un nuevo nombre se suma a la lista de acusados de acoso y abuso sexual en Hollywood: en este caso, el señalado es el ilusionista David Copperfield, a quien la ex modelo Brittney Lewis incriminó por haber abusado de ella cuando sólo tenía 17 años.

Según cuenta el medio estadounidense The Wrap, la historia se remonta a 1988, luego de que Copperfield (de 32 años) llevara a cabo la tarea de juez en “Look of the Year”, un concurso de modelos que se realizó en la ciudad de Atami, en Japón.

De nuevo en Estados Unidos, Lewis, de Utah, fue invitada por el ilusionista a presenciar uno de sus shows en California. Debido a su minoría de edad, Copperfield tuvo que pedirle permiso a Patricia Burton, la abuela y apoderada de Brittney en aquel entonces.
Luego de la función, el mago le propuso a la joven ir a tomar un trago. Una vez en el bar, Lewis vio a Copperfield arrojar algo dentro de su vaso. “Le pregunté: ‘¿Qué estás haciendo?’, y él dijo: ‘Oh, sólo estoy compartiendo'”, narra Brittney. Después de tomar unos sorbos, el resto es confuso: Lewis manifestó sólo recordar fragmentos de esa noche, en su mayoría flashes de sí misma siendo llevada a un taxi, y él dentro de la habitación de su hotel, vistiendo una túnica negra con hombreras. Contó la protagonista:

“Recuerdo que me quitaron la ropa. Me estaba besando en la cara y luego recuerdo que comenzó a hundirse en mi cuerpo con su cara, y luego, tan pronto como comenzó a bajar, me desmayé por completo”.

A la mañana siguiente, Lewis recuerda haberse despertado enferma y con náuseas, y a Copperfield entrando por la puerta que unía sus cuartos poco después. “Quería que supiera que no pasó nada porque era menor de edad. Él dijo: ‘No entré en vos’. No había fluido pero podría haber tenido un condón”, agregó.

Si bien el regreso de Lewis a Utah estaba programado para algunos días después, Copperfield sugirió que quizás era mejor que la joven se fuera ese mismo día, pero no sin antes hacer que escriba una carta diciendo que estaba bien. “Mi terapeuta luego me dijo que me hizo escribir un contrato para mantenerme callada”, confesó Brittney.

A pesar de volverse público ahora, tanto la mejor amiga de la escuela secundaria de la ex modelo como su esposo, su ex marido y su abuela le dijeron a The Wrap que Lewis les confesó hace décadas sobre sus acusaciones contra Copperfield, las cuales también fueron denunciadas ante el FBI en 2007.

Por su parte, el ilusionista de 61 años, quien ya había sido falsamente acusado por Lacey Carroll hace más de una década, compartió un escrito en su cuenta de Twitter en el que se refirió al tema: “El movimiento #MeToo es crucial y desde hace mucho tiempo. Todos queremos que las personas que sienten que han sido víctimas de una mala conducta sexual tengan poder y, como regla, debemos escuchar, para que más se sientan cómodos de dar un paso adelante. Es importante.

Pero imaginen cómo es, creyendo en el movimiento y habiendo sido falsamente acusado públicamente en el pasado.

Tener tu vida y la de su familia dadas vuelta. Tres años y cientos de historias informaron sobre un reclamo falso investigado por el FBI, donde el resultado final fue que el acusador fue atrapado por la policía haciendo el mismo reclamo falso sobre otro hombre. La prueba estaba en video. El acusador fue arrestado y acusado.

He vivido con años de informes de noticias sobre mí siendo acusado de actos fabricados y atroces, con pocos que contando la historia sobre el arresto del acusador y mi inocencia. Sabiendo que los acusadores falsos pueden afectar negativamente la credibilidad de los demás y son un verdadero perjuicio para aquellos que han sido víctimas de mala conducta sexual, no le presté atención.

Entonces, mientras sobrevivo a otra tormenta, quiero que el movimiento continúe floreciendo.

Siempre escuchen y consideren todo cuidadosamente, pero, por favor, no se apresuren a juzgar”

https://twitter.com/D_Copperfield/status/956298396188504065/