Luego de que se conocieran las denuncias de acoso a unas 30 mujeres por el productor de Hollywood, Harvey Weinstein, están saliendo a la luz otros casos similares de actores o productores. Hace unos días salió la denuncia a Kevin Spacey por el actor Anthony Rapp (Star Trek), quien afirma que Spacey lo acosó cuando tenía 14 años, mientras que hoy se animó la escritora Anna Graham Hunter a denunciar los abusos que sufrió por parte de Dustin Hoffman.

A través de un comunicado, comentó que el actor la tocaba sin su consentimiento y abría paso a conversaciones inapropiadas cuando ella tenía 17 años y se encontraba en el set de la película Death of a Salesman, en 1985. Además detalló que la producción le pidió que sacrificara algunos de sus valores por el bien de la película.

“Él me pidió que le diera un masaje de pies durante mi primer día en el set; yo lo hice. Todo escaló, solía agarrarme el trasero y hablar de sexo frente a mí. Un día fui a su camerino a pedir su orden de desayuno; me miró tomando su tiempo y luego me dijo -’tendré un huevo duro y un dulce clítoris’-, me dejó sin palabras, fui al baño a llorar”

Hoffman respondió pocas horas después de la declaración:

“Tengo el mayor respeto que se le pueda tener a las mujeres y me siento terrible por cualquier cosa que yo haya hecho la haya puesto a ella en una situación incómoda. Lo siento mucho. Esto no es un reflejo de quien soy”

Esta no es la primera vez que alguien critica a Dustin Hoffman por mal comportamiento. Meryl Streep declaró que dentro del set de Kramer vs Kramer fue violentada por él, cacheteada con la excusa de mejorar su actuación.