Fue en la grabación del disco Lulu: Lars Ulrich de Metallica y Lou Reed casi se van afuera para agarrarse a las piñas.

Esta anécdota fue contada por el propio Lars Ulrich durante una entrevista para la revista Spin. El baterista de Metallica cuenta que Lou lo invitó a salir afuera para terminar la discusión e ir directamente a las piñas, episodio que se evitó porque Lars recordó de las clases de artes marciales de Reed y su afición por las espadas de samurái.

“Señalé algo acerca de cómo funcionaban las cosas en el mundo exterior, y se calentó. Me retó a una pelea callejera, una propuesta bastante desalentadora, ya que es un experto en artes marciales y nunca está demasiado lejos de una espada. Lo mejor de mí es que puedo correr los cien metros más rápido que cualquier otro músico de 48 años”