Hace algunas semanas te contábamos que Dylan Farrow, la hija de Woody Allen y Mia Farrow, había decidido dar su primera entrevista televisiva para hablar sobre los abusos sexuales sufridos a manos del legendario director.

Con todo el revuelo y la concientización generados por este tipo de historias en la industria hollywoodense, muchos actores y actrices han decidido manifestarse en contra de los diferentes acusados cuyos nombres fueron saliendo a la luz en los últimos meses. Ejemplo de esto son Timothée Chalamet, Rebecca Hall y Griffin Newman, quienes trabajaron junto a Allen en su último film, A Rainy Day in New York, y posteriormente anunciaron su decisión de donar todo su salario obtenido por su participación en el largometraje como manera de repudiar los actos del director que Dylan originalmente sacó a la luz en 1992.

Pero una que no parece comprar la versión de Farrow es Diane Keaton, la histórica actriz que colaboró con Allen en ocho películas entre 1971 y 1993 (incluída Annie Hall que los hizo merecedores de los Oscars a Mejor Actriz y Mejor Director, respectivamente).
A través de su cuenta oficial de Twitter, Keaton defendió a su colega escribiendo: “Woody Allen es mi amigo y yo sigo creyéndole. Puede ser de interés echar un vistazo a la entrevista de 60 Minutes de 1992 y ver qué piensan” y acompañando sus palabras con un video que muestra un fragmento del mencionado diálogo entre el nacido en Nueva York y el conductor Steve Kroft.

Esta no es la primera vez que la actriz nacida en Los Ángeles se pronuncia en favor de Allen. En 2014, durante una gira promocional de su libro de memorias, Just Say It Wasn’t Pretty, Keaton le dijo a Emma Brockes de The Guardian:

“No tengo nada que decir sobre [las acusaciones]. Excepto: le creo a mi amigo”.

Del otro lado de la calle está Dylan Farron, quien acusa a su padre de haberla violado. “Fui llevada por mi padre al ático de la casa de mi madre en Connecticut. Me dijo que me recueste sobre mi estómago y que juegue con el tren de juguete de mi hermano que estaba montado ahí. Él se sentó detrás de mí, en la entrada, y cuando estaba jugando con el tren abusó sexualmente de mí… Como la niña de siete años que era, hubiera dicho que tocó mis partes privadas y, de hecho, eso fue lo que dije. Ahora, con 32 años, diría que tocó mis labios vaginales y mi vulva con sus dedos”, le contó la mujer a Gayle King para el programa CBS This Morning.

Debido a toda esta polémica, Amazon Studios estaría considerando la idea de no lanzar A Rainy Day in New York en los cines, según una fuente anónima cercana a la situación le hizo saber al diario The New York Times.