Si cualquier persona mira los carteles de los más grandes festivales del mundo, podrá darse cuenta de que los headliners, excepto casos muy aislados, suelen repetirse hasta el hartazgo desde hace ya algunos años.

Esto puede llegar a deberse a diferentes factores dependiendo de a quién se le pregunte, pero, según el vocalista de Kasabian, Tom Meighan, la razón es clara: las bandas nuevas “no son lo suficientemente buenas”.

Meighan, quien cerró junto a su grupo la primera jornada del Isle Of Wight Festival realizado el último fin de semana, habló con el medio Sky News sobre por qué son siempre los mismos números los que se ven arriba de todo en los lineups de la mayoría de los eventos musicales.

“No son lo suficientemente buenos, no creo que tengan muchas canciones grandes, ¿entendés a qué me refiero?”, dijo el Tom y agregó:

“Si sos una gran banda, tenés grandes temas, es tan simple como eso, ¿o no? Así es como veo el rock and roll, es obvio ¿no?”

El guitarrista Serge Pizzorno agregó:

“Se trata del disco siguiente. El debut es increíble y hay un comienzo sorprendente, pero el segundo y el tercero comienza a… es difícil para todos, cualquiera que sea un compositor, cualquiera que esté en una banda, el mantener a un nivel”.

“No es fácil, pero está ahí, si alguien lo quiere está ahí, sólo tenés que venir y conseguirlo”, resumió el músico de 37 años.

Sin embargo, Pizzorno afirmó que el grupo Slaves eran “una banda fenomenal”, ya que habían estado de gira con ellos en los Estados Unidos:

“Si fuera un apostador, no estarían muy lejos [de encabezar un festival] en los próximos años. Quizás con este álbum, quizás con el siguiente. Son una banda increíble”.