La estrella de Game of Thrones confesó que el mejor momento de su vida fue cuando Brad Pitt pujó en una subasta para poder ver GoT con ella. Emilia Clarke estuvo en un programa de televisión y contó sobre lo que sucedió.

El hecho ocurrió en una subasta benéfica que organizó Sean Penn para recaudar fondos para Haití, en la que Brad Pitt ofreció con USD 120 mil dólares para ganar una velada con Clarke y así ver juntos un capítulo del exitoso programa de la cadena HBO.

Clarke confesó quedarse “petrificada” cuando vio que Brad Pitt era uno de los que pujaba durante la subasta.

La actriz contó:

“Esa fue la mejor noche de mi vida”.

“Creía que mi cabeza iba a explotar. Me puse completamente roja y no podía parar de sonreír. Fue increíble. Le escribí a todo el mundo para contárselo”.

“Miré al otro lado de la habitación y él tenía su paleta levantada. Tristemente, alguien ofreció más que él y no funcionó”.