Compartir

Durante la mañana argentina de hoy, saltaron las alarmas para los seguidores del grupo feminista ruso Pussy Riot: Olga Borisova y Sasha Sofeyev, dos de las integrantes de la banda anti-Putin, desaparecieron por algunas horas al ser detenidas por el Servicio Federal de Seguridad ruso (o FSB por su sigla en inglés).

Las mujeres iban a volar desde Simferopol a Moscú el lunes por la noche, pero no alcanzaron a subir al avión y sus amigos no pudieron contactarlas, lo cual creó generó preocupación y llevó a las demás integrantes de la banda a utilizar Twitter para dar a conocer la situación de sus compañeras.

“Dos miembros de Pussy Riot están desaparecidas. Olya Borisova y Sasha Sofeev desaparecieron en Crimea ayer. FSB las detuvo varias veces. Ayer los policías rompieron sus teléfonos y computadoras. No podemos contactarnos a ellas. No sabemos lo que les ha sucedido”, escribió el controversial grupo, acompañando el mensaje con una foto de Borisova y Sofeev.

Por su parte, Nadezhda Tolokonnikova, otra de las integrantes del conjunto, quien fue encarcelada en 2012 por vandalismo después de actuar en una iglesia de Moscú, escribió en Facebook: “Mis amigas más cercanas y miembros de Pussy Riot, Sasha Sofeyev y Olya Borisova, desaparecieron en Crimea“. Luego, la artista de 28 años agregó: “A partir de las seis de la tarde de ayer, Olya y Sasha no se han comunicado con nadie. No estuvieron en ninguno de los aviones que volaron a Moscú ayer por la tarde”.

Después de horas de búsqueda, y para tranquilidad de todos, la dupla de mujeres desaparecidas apareció sana y salva.

“Encontramos a Sasha y Olya. Fueron detenidas varias veces, pero ahora están a salvo. ¡¡Gracias por tu ayuda!!”, comunicó la banda también a través de Twitter.