Este nuevo disco que salió en marzo, afirma el regreso de Charlie 3 a esas pistas de skate que desde el año 2010 no se patinaban, la banda vuelve a sacar a un disco que se llama Vendrás, contiene trece canciones fieles a su estilo de siempre. Un estilo que como ellos mismos dicen, vienen patinando desde 1997 como Charlie Brown, su nombre anterior. Vendrás es un disco que a pesar de afianzarse a lo de siempre, muestra una mayor prolijidad en la grabación, un sonido más maduro en cuanto a lo técnico pero similar en fuerza a lo que siempre hicieron. Sigue sonriendo la carita de Charlie 3 en los parches de las mochilas, de las camperas, de la música. El paso de los años se ve en la ilustración de la tapa, donde hay un cuerpo desfragmentado en medio de un todo desfragmentado, la única unión es la de los colores que forman una extraña psicodelia. Puertas que se abren y se cierran, manos que se intentan apretar con fuerza, ojos que parecen ruedas y huesos similares a las flores.

La poética del disco dialoga con una denuncia al presente con sentimiento punk, pero ya no un “No future” de los Sex Pistols, sino una mirada esperanzadora del futuro. La lucha del punk rock se pelea para algo mejor. En la tercer canción del disco, hay una invitación especial de un pilar del movimiento, Hernán Valente de Cadena Perpetua; quien se suma a gritar este regreso con su voz y guitarra en la que lleva el nombre de Mentiras vencidas. Canciones que en su conjunto mantienen la esperanza después de decir todo y no quedarse callados, exigir lo que uno merece ya sea en la calle, en el trabajo, en la política o en el amor.

El disco fue producido artísticamente por Pablo Coniglio y Charlie 3. Grabado en Estudios de Parral y Cazadores de sonido. Masterizado es Buzzbomb Studios (EEUU).