Compartir
girls
Foto: Rodrigo Piedra

Una pata crucial en los tiempos que corren de la industria musical es la comunicación y el uso de diferentes herramientas de difusión, área que está instalada hace años con diferentes profesionales pero que los músicos independientes comenzaron a hacer por su cuenta.

Un nuevo estudio de 24 páginas publicado la semana pasada en el Journal of Technical Writing and Communication, firmado por el periodista musical Stephen Carradini y titulado “An Organizational Structure of Indie Rock Musicians as Displayed by Facebook Usage” demuestra que las principales cosas que preocupan a los músicos son el desarrollo de audiencia, el crecimiento lento y un balance injusto del poder.

Carradini entrevistó a músicos de indie rock de todo Estados Unidos, de entre 18 y 43 años y se encontró con que sus tareas diarias incluían las relacionadas a la comunicación, labor que nunca pensaron que iban a hacer cuando tuvieron el impulso de ser músicos.

Sobre el desarrollo de audiencia, los músicos le confesaron a Carradini que pasan tiempo buscando y manteniendo su fanbase a través de redes sociales, incluyendo publicidades en Facebook, aunque no creen que esos ads realmente sirvan. De acuerdo al estudio, las redes se expanden gradualmente: pasar de “nunca escuché tu banda” a “quizás iría a verte alguna vez” es muy difícil cuando hay tantas otras propuestas.

Carradini sabe que lo que encontró en su estudio no es ninguna novedad pero sí lo toma como un llamado a la acción y reflexión: “Esto es parte de una conversación acerca de qué significa ser músico”. Una lección para ellos, según Carradini, es que les guste o no tienen que empezar a prestar atención al negocio de las comunicaciones.

“Pensándolo en términos de estrategia de negocios, ‘¿cómo voy a hacer que mi audiencia escuche esto?’. Pensar en términos de desarrollo de marca. Un montón de bandas hacen eso, pero muchas otras todavía no”.

Para los oyentes también hay lecciones: “Es importante darse cuenta de que los músicos están trabajando en un ambiente realmente difícil. Hay un montón de barreras institucionales. Y mientras más gente sepa esa, mejores elecciones informadas pueden hacer. Es una manera de involucrarse en el cambiante negocio de la música”.

Para saber más sobre el estudio, seguí este enlace.

¿QUÉ PENSÁS SOBRE ESTO?

Compartir