Hoy en día, en nuestro país todavía quedan algunas oportunidades de ir al cine y verla interpretar a Hope van Dyne a.k.a. The Wasp en Ant-Man and the Wasp, pero muchos años antes de sumarse a la familia de Marvel, Evangeline Lilly logró hacerse un nombre en la industria hollywoodense gracias a su protagónico como Kate Austen en Lost, la multipremiada serie de ABC creada por Jeffrey Lieber, J. J. Abrams y Damon Lindelof.

Pero, a pesar del trampolín hacia la fama que significó su paso por esta tira desde su estreno el 22 de septiembre de 2004 hasta su capítulo final emitido el 23 de mayo de 2010, Lilly tiene recuerdos un tanto agridulces del show.

Así lo dejó saber en la última edición del podcast The Lost Boys with Jack & Jacob en la que confesó haberse sentido forzada a realizar escenas parcialmente desnudas para su papel, particularmente en la tercer entrega de la serie.

“En la tercera temporada, tuve una mala experiencia en el set al ser básicamente acorralada para hacer una escena parcialmente desnuda y sentí que no tenía otra opción en el asunto”, señaló la canadiense.

“Estaba mortificada y temblaba cuando terminó. Lloraba a lágrima viva y tuve que seguir haciendo una escena muy fuerte”.

Lejos de quedar todo en ese momento, la mala experiencia se repitió en la siguiente entrega de la serie: “En la cuarta temporada, surgió otra escena en la que Kate se estaba desvistiendo y luché mucho para tenerla bajo mi control, pero no pude controlarla nuevamente. Así que ahí dije: ‘Esto es todo. Podés escribir lo que quieras, no lo haré. Nunca más me voy a sacar la ropa en este programa’. Y no lo hice”, explicó la actriz de 39 años.

Además, Lilly reconoció que la desnudez es algo que no negocia a la hora de elegir proyectos en los cuales trabajar:

“He estado haciendo esto ahora por 15 años. Estoy un poco mejor equipada ahora para conocer las cuerdas, para no estar en posiciones incómodas. Debido a que he tenido experiencias incómodas, cuando leo guiones donde se trata de desnudos, paso. Y no es porque creo que haya algo de malo en hacer desnudos. Es porque no confío en que pueda estar cómoda y segura. Tengo suerte. Estoy en una posición privilegiada porque puedo ser exigente. Lo siento por las mujeres que luchan por sobresalir en la industria y no saben cómo navegar eso”.

Por su parte, tras enterarse de los dichos de la actriz, Lieber, Abrams, Lindelof y el productor ejecutivo Carlton Cuse emitieron un comunicado lamentando las mencionadas situaciones.

“Nuestra respuesta a los comentarios de Evie en los medios fue contactarnos inmediatamente con ella para pedirle nuestras más profundas disculpas por la experiencia que detalló mientras trabajaba en Lost”, reza el comunicado que el cuarteto dio a conocer a través del medio ET.

“Todavía no nos hemos conectado con ella, pero seguimos lamentándolo profunda y sinceramente”.

“Ninguna persona debería sentirse insegura en el trabajo. Punto”, cerraron.