Fotografía: Nat Motorizada
Fotografía: Nat Motorizada

Luego de editar varios EP y dos discos de larga duración –Lapsus (2013, Fuego Amigo Discos) y Otra luz (2014, Fuego Amigo Discos)-, el cantautor Gastón Massenzio lanzó a fines del año pasado su tercer trabajo discográfico titulado La Presencia. Bajo la producción de Lucy Patané y con la participación de músicos como Fernando Kabusacki, Mene Savasta, Pol Nada y Ania, el reciente disco de Massenzio toma otro color respecto de Otra Luz y da a conocer nueve canciones con una impronta más introspectiva e intimista.

Gracias a la constante escucha y práctica de diferentes estilos musicales (fue tecladista de Maxi Trusso y es guitarrista de Les Inestables; estudió jazz y música académica en el Conservatorio Manuel de Falla, y entre sus gustos e influencias musicales encontramos desde el folclore que escuchaba su padre, pasando por Queen o The Carpenters que escuchaba su madre, y viajando por los universos Luis Alberto Spinetta, Elliott Smith, Nirvana y muchos otros nombres escogidos por él que fueron llenándolo de música desde su adolescencia en adelante), Gastón Massenzio es dueño de un amplio abanico de sonoridades que dan vueltas en su cabeza y que lo llevan a realizar una música plagada de guiños a sus variadas raíces melómanas. Es así como, buceando entre toda esta data, el músico nacido en La Plata logra no quedarse en un mismo lugar y saludar en La Presencia a un momento bisagra de su carrera.

Si bien en sus tres LP podemos encontrar canciones hechas y derechas, en éste último trabajo del intérprete del EP Tributo a Elliott Smith (2010) puede encontrarse un compendio de canciones especialmente enriquecidas por el juego con diversas sensibilidades sonoras, juego que dota a La Presencia de una diversidad de climas y estados de ánimo creadores de un claroscuro constante y envolvente; oscuro y misterioso.

La Presencia será presentado de manera oficial el 16 de junio en el Centro Cultural de la Cooperación. Para más información entrá a la fanpage de Gastón Massenzio.