Al mal tiempo, buena cara, o al menos una canción de Oasis, aquella parece haber sido la conclusión a la que llegaron seguidores de la selección de fútbol inglesa tras ser derrotados 2 -1 por el equipo de Croacia en la semifinal del Mundial de Rusia.

En vista de su eliminación del torneo, los decepcionados hinchas ingleses entonaron en el estadio ruso donde acababa de terminar el partido en cuestión una emotiva versión colectiva de Don’t Look Back in Anger, una de las composiciones más icónicas de Liam y Noel Gallagher.

Lo cierto es que no es la primera vez que los británicos optan por cantar tal tema compuesto en 1995 para unirse ante la adversidad. Recordemos entonces que la citada pieza fue elegida por ColdplayAriana Grande para interpretarla juntos durante One Love Manchester, el evento a beneficio realizado luego del trágico ataque terrorista ocurrido durante un recital de Grande en aquella ciudad inglesa. De igual forma, el mítico Noel entonó esa misma canción en compañía de una multitud a un año del siniestro. Más adelante, también Metallica seguiría sus pasos, adoptando esa melodía como un himno de resistencia pacifista.