House Of Cards

Según informa Todd Spangler del medio Variety, el último trimestre fiscal del 2017 fue una de cal y una de arena para Netflix: la buena noticia para la compañía fundada en 1997 es que sumó 8,3 millones de nuevos suscriptores y generó 3,29 billones de dólares en ingresos. En contraparte, la empresa con sede en Los Gatos reportó 39 millones de verdes en pérdidas debido a “contenido inédito con el que hemos decidido no seguir adelante”.

Con respecto a esto, David Wells, director de finanzas de Netflix, expresó que ese dinero está “relacionado con el restablecimiento de la empresa en torno al acoso sexual” y agregó que las pérdidas por contenido descartado no son infrecuentes para la compañía, sino que “simplemente no habíamos tenido una de esta magnitud”.

En los últimos meses del año pasado, Netflix tuvo que lidiar con las denuncias por acoso y abuso sexual de Kevin Spacey, Danny Masterson y Louis C.K., lo cual tuvo mucho que ver en las pérdidas registradas por la empresa.

En el caso de Spacey, acusado por el actor Anthony Rapp de Star Trek Discovery de haberlo acosado cuando tenía sólo 14 años, Netflix tuvo que cancelar el rodaje de la última temporada de House of Cards y volver escribir y grabar los ocho episodios finales sin el ganador de dos premios Oscar.

Por su lado, Danny Masterson, protagonista de la serie The Ranch, también fue despedido por el gigante del on demand después de que el comediante fuera acusado de violación por la esposa de Cedric Bixler-Zavala, cantante de la banda At The Drive-In.

Mientras tanto, Louis C.K. vio arruinado muchos de sus proyectos (entre ellos, su segundo especial de stand up para Netflix) luego de que el humorista fuera señalado por cinco mujeres por masturbarse frente a ellas, acusaciones que C.K. admitió como verdaderas.