Compartir

Allá por octubre de 2003, meses después del lanzamiento de Hail to the Thief, Jonny Greenwood publicaba su debut como solista: Bodysong, un disco de trece canciones que contaba con Colin Greenwood en el bajo y que era el soundtrack de un documental homónimo, dirigido por Simon Pummell y ganador de un premio BAFTA.

Ahora, el inglés anuncia que el 18 de mayo esta obra estará disponible en una versión remasterizada en formatos de CD y vinilo, además de streaming. Bodysong incluye la pieza “Convergence“, que años más tarde fue usada por Paul Thomas Anderson en There Will Be Blood (2007) y que no pudo competir en los Oscars porque no cumplía con la condición de que el soundtrack se componga de música preexisente.