El sábado por la noche, la banda Queens of the Stone Age se presentó en el Forum de Los Ángeles durante la primer noche del festival Almost Acoustic Christmas organizado por la emisora de radio local, KROQ.

Durante la performance de “The Evil Has Landed”, Josh Homme, el líder de la agrupación, no tuvo mejor idea que patear a Chelsea Lauren, una de las fotógrafas que estaba registrando el show de los de Palm Desert.

Según comentó Lauren en sus posteos de Facebook e Instagram, el aparentemente deliberado ataque del colorado la llevó a pasar la noche en el Centro Médico Cedars-Sinai de Beverly Hills. Por otro lado, en un comentario, la fotógrafa expuso:

“No había restricciones para sacarles fotos a ellos… Él sólo estaba siendo un borracho y horrible ser humano”.

Si bien en primera instancia la idea era no levantar cargos contra Homme, en un posterior diálogo con Variety Lauren comentó que iba a presentar un informe policial, además de contar cómo vivió el momento: “Josh venía hacia mí y yo estaba muy emocionada. Nunca antes había fotografiado a Queens of the Stone Age, realmente estaba deseando que ocurriera. Lo vi venir y estaba sacando fotos. Lo siguiente que sé es que su pie golpeó mi cámara y mi cámara a mi cara, realmente fuerte. Me miró directamente, balanceó su pierna hacia atrás con fuerza y me pateó en la cara. Él siguió tocando. Yo estaba anonadada y lo dejé de mirar, simplemente me agarré la cara porque me dolía mucho”.
Con respecto a su decisión de denunciar al cantante de 44 años, la reportera gráfica dijo:

“Siento que si no hago nada, él puede patear a cualquiera en la cara y no meterse en problemas por ser un músico”.

Thanks to @joshhomme I now get to spend my night in the ER. Seriously, WHO DOES THAT?!? #joshhomme #queensofthestoneage #qotsa #qotsafamily #concertphotography #musicphotographer

Posted by Chelsea Lauren on Saturday, December 9, 2017

Por su parte, Homme se expresó a través de un comunicado que fue compartido por las redes sociales de la banda en el que se lee:

“Anoche, mientras estaba en un estado de desorientación mientras tocaba, pateé varias luces y equipos en nuestro escenario. Hoy me llamó la atención que esto incluía una cámara en poder de la fotógrafa Chelsea Lauren. No quise que eso pasara y lo lamento mucho. Nunca le causaría daño intencionalmente a nadie que trabaje o asista a uno de nuestros shows y espero que Chelsea acepte mis más sinceras disculpas”.

Como si este escándalo fuera poco, en un momento del show el también miembro de Eagles of Death Metal y The Crooked Vultures se habría cortado la cara, además de llamar al público presente “retardados” y gritar “A la mierda Muse”, banda que encabezaba el cartel de esa fecha del festival.