El pasado viernes, la cantante Teyana Taylor publicó su segundo álbum, K.T.S.E., dando por finalizada la seguidilla de cinco lanzamientos discográficos producidos por Kanye West.

Tras culminar con sus responsabilidades como ejecutivo de estos proyectos (entre los cuales también se incluyeron los LPs de Nas, Pusha T y dos del propio West, tanto en solitario como su colaboración con Kid Cudi), el rapero y productor de Chicago se tomó un tiempo para sentarse a dialogar con Jon Caramanica de The New York Times sobre temas como Donald Trump, esclavitud, suicidio y hasta la posibilidad de que su esposa, Kim Kardashian, lo dejara debido a sus recientes controversias.

Sobre el polémico mandatario de Estados Unidos a quien demostró apoyo casi desde el minuto uno, Yeezy dijo:

“Sentí que conocía a personas que votaron por Trump que eran celebridades y que tenían miedo de decir que les gustaba. Pero me lo dijeron, él me agradó y no tengo miedo de decir lo que me gusta”.

“Escucho a Trump hablar y pienso que me gusta cómo suena, sabiendo que hay personas que me quieren y a las que no les gusta la manera en la que suena”, agregó West además de aclarar que eso no quiere decir que concuerde con todas las políticas del presidente como, por ejemplo, “la prohibición musulmana”.

Sumado a esto, el músico se refirió a la expectativa de su familia y la cultura en general de que, por ser un hombre negro, debía votar por Hillary Clinton. “Fue como un matrimonio arreglado o algo así. Y yo pienso que no es con quien quiero casarme. No lo siento así”, dijo antes de darle crédito al orador motivacional Tony Robbins por ayudarlo a recuperar su voz luego de un período de alta medicación y poca confianza en sí mismo.

En otra parte de la entrevista, Caramanica puso sobre la mesa un tema obligado: las declaraciones que West hizo en la redacción de TMZ a través de las cuales dio a entender que la esclavitud sufrida por los afroamericanos históricamente fue “una elección”.

“Cuando escuchás acerca de la esclavitud durante 400 años… ¿Durante 400 años? Eso suena como una elección”, dijo en un diálogo en la sala de prensa del sitio de chismes el 4 de mayo.

Ahora, West aclaró:

“Dije que la idea de sentarse en algo durante 400 años suena, suena, como una elección para mí, nunca dije que fuera una elección. Nunca dije que la esclavitud en sí misma, como el estar encadenado, era una elección. Es por eso que pasé de esclavo a 400 años, a prisión mental, a esto y aquello. Si mirás el video, ves la forma en que mi mente funciona”.

Más adelante en la conversación, el también diseñador de Adidas aseguró que la letra de su tema “Wouldn’t Leave” de su último disco, ye, que insinúan una amenaza de Kim Kardashian de separarse de él debido a sus controversias, es totalmente verídica:

“Esa fue una conversación real”.

Por último, West se explayó sobre el contenido de otro de sus más recientes tracks, “I Thought About Killing You”, confirmando que en más de una ocasión consideró la idea de quitarse la vida: “He pensado en suicidarme todo el tiempo”. “Siempre es una opción… Como dijo Louis CK: hojeo el manual. Considero todas las opciones”, sentenció.