El año pasado, Kelly Marie Tran fue parte del elenco de Star Wars: The Last Jedi, al encarar el papel de Rose Rico, una mecánica que se hace amiga y finalmente salva a Finn, el personaje de John Boyega, de morir en la película.

Pero, a pesar de que dicha performance que le valió nominaciones para los Saturn Awards y los Empire Awards, Tran no recibió el apoyo de los fieles a la saga sino que, por el contrario, fue víctima de una catarata de comentarios sexistas y racistas por parte de fanáticos enojados que la acosaron durante meses.

Ahora, según informó la cuenta de Twitter de Star Wars Facts, debido a este hostigamiento la actriz estadounidense decidió borrar todos sus posteos de su cuenta de Instagram.

“Mucha gente desea algo como esto. Todavía no creo que yo lo esté haciendo”, había manifestado Tran cerca del estreno de The Last Jedi sin saber lo que le deparaba el futuro.