Compartir

A finales de octubre, el mundo se enteraba de la denuncia por acoso sexual del actor de Star Trek: Discovery, Anthony Rapp, para con Kevin Spacey, lo que produjo el despido de este último de House of Cards, la serie éxito de Netflix que Spacey protagonizaba y que tendrá su temporada final sin su participación.

Ya habiendo transcurrido casi tres meses de aquel momento, el panorama parecía ser un poco más tranquilo para el ganador de dos premios Oscars, pero ahora su nombre vuelve a ser sinónimo de controversia, esta vez por cuestiones raciales.

Según le contó el jefe de la empresa de seguridad VIP Protective Services, Earl Blue, al periódico New York Daily News, durante las grabaciones de la primera temporada de House of Cards, Spacey habría usado la palabra “Nigga” (manera despectiva para referirse a la gente negra en inglés) para manifestar su deseo de que el personal de seguridad de color no viera el tráiler del show.

Blue también contó que él mismo se quejó de las conductas de Spacey con los encargados del set, quienes simplemente respondieron “Él es así”.

A pesar de los elogios de los productores para con su equipo de seguridad, el contrato de más de un millón de dólares con la compañía VIP Protective Services no fue renovado tras esa primer entrega de la serie. Por este motivo, Blue intentó demandar al actor, aún sin tener pruebas claras de su implicación en el asunto.

Por su parte, Eric Lyles, empleado de VIP Protective Services, le comentó al medio neoyorquino que Spacey se negaba a darle un apretón de manos a los miembros negros del equipo de seguridad en el set.