El protagonista de House of Cards, Kevin Spacey fue denunciado por el actor Anthony Rapp (Star Trek), quien afirma que Spacey lo acosó cuando tenía 14 años y Spacey 26, en 1986. Este hecho y muchos más salieron a la luz, luego de que se conocieran las denuncias de acoso a unas 30 mujeres por el productor de Hollywood, Harvey Weinstein.

El actor Anthony Rapp contó un supuesto acoso hace más de 30 años, en 1986. Fue en el departamento de Spacey en Manhattan (Nueva York), quien entonces tenía 26 años y había realizado una fiesta íntima. Rapp de solo 14 años asistió (ambos participaban en Broadway por aquel entonces) y durante un momento de la noche, Rapp se retiró a la habitación de Spacey para jugar a un videojuego. El actor asegura que entonces Spacey apareció, lo tiró en la cama y se le tiró encima para tener relaciones sexuales, a lo que Rapp respondió, confuso, que tenía que irse a casa, tras lo cual se marchó.

A través de Twitter, Spacey afirmó que, “honestamente”, no recuerda lo ocurrido.

“Pero si en aquél entonces me comporté como él lo describe, le debo mis más sinceras disculpas por lo que habría sido un comportamiento profundamente inadecuado como consecuencia del alcohol”.

La denuncia por parte de Rapp lo alentó a “abordar otros aspectos” de su vida, añadió Spacey, de 58 años. “Como las personas más cercanas a mí saben, a lo largo de mi vida he mantenido relaciones tanto con hombres como con mujeres” y que ahora vive “como un hombre gay”, no sin antes afirmar que “he amado y he tenido encuentros románticos con hombres a lo largo de mi vida”.

La declaración de Spacey está siendo duramente criticada en las redes sociales, pues Spacey culpa al alcohol de sus actos, los cuales asegura no recordar, y sobre todo parece usar su homosexualidad para tapar y desviar la atención de su supuesta pedofilia, como indican los periodistas Ben Shapiro y Richard Lawson en sus respectivos tuits.