Compartir

El 27 de enero de 2012 Lana Del Rey irrumpía en la escena musical mainstream con Born to Die, su segundo álbum de estudio (tras la salida de Lana Del Rey en 2010), pero el primero lanzado a través de un sello discográfico de primera línea.

A pesar de las muchas malas críticas de especialistas cosechadas por Born to Die en sus primeros días en el circuito comercial, el LP logró debutar en el puesto número 2 del Billboard 200, la lista que rankea los 200 álbumes más populares de la semana en los Estados Unidos.

La gran noticia para Lana es que, tal y como informa Keith Caulfield de la propia Billboard, la neoyorquina se acaba de convertir en la tercera mujer que logra mantener un disco en el ranking durante 300 semanas consecutivas. De esta manera, el proyecto que incluye éxitos como “Blue Jeans”, “Video Games”, “Summertime Sadness” y el track homónimo, “Born to Die”, se une a 21 de Adele (318) y a Tapestry de Carole King (359) como los únicos LPs realizados por cantantes femeninas que alcanzan esa cantidad de tiempo en la lista del Billboard 200.

Aún habiendo conseguido tan destacable logro, tanto Lana como Adele y Carole King están muy lejos del récord obtenido por Pink Floyd y su Dark Side of the Moon, que logró permanecer en el ranking por 937 semanas consecutivas. A este le siguen Legend: The Best Of… de Bob Marley y The Wailers (504), los Greatest Hits de Journey (494), Johnny’s Greatest Hits de Johnny Mathis (490) y las grabación del elenco original de la obra My Fair Lady (480).