En la final del Mundial de fútbol, las Pussy Riot intervinieron fieles a su estilo. Saltaron dentro del campo de juego mientras Francia y Croacia se enfrentaban por la Copa del mundo, vestidas de oficiales de policías e irrumpieron protestando contra las políticas de la FIFA y promoviendo la libertad de expresión, frente un público enorme incluyendo al presidente de Rusia Vladimir Putin.

Luego de este acto reaccionario, tres Pussy Riot (Veronika Nikulshina, Olga Pakhtusova, Olga Kurachyova) junto a Pyotr Verzilov, quien forma parte del colectivo como portavoz no oficial, fueron encarcelados por 15 días y también se les prohibió asistir a eventos deportivos por tres años.

Unos días atrás te contábamos cómo luego de su liberación, los miembros de la intervención fueron instantáneamente encarcelados nuevamente. En el día 31 de julio, los cuatro activistas han sido liberados.

Si bien se encuentran en libertad esto puede ser momentáneo, ya que se enfrentarán a juicio y podrían contar con 25 días más de prisión, según explica un tweet desde la cuenta oficial del colectivo:

El abogado involucrado en la causa, Nikolai Vasilyev, declara que aún no sabe si los integrantes de la intervención política enfrentan nuevos cargos por desobedecer a la autoridad pero que se puede hablar de unos 10 o 15 días de prisión por el delito cometido.

Durante el tiempo en que estuvieron arrestados cuatro de sus miembros, las Pussy Riot han compartido tres videos: