Compartir

En las últimas semanas, Morrissey fue noticia más por sus polémicas declaraciones que por su nuevo disco Low in High School. La semana pasada, el inglés defendió a Kevin Spacey y Harvey Weinstein y declaró que “mataría a Donald Trump” por “la seguridad de la humanidad”. Ahora, en una nueva entrevista con The Sunday Times, el ex Smiths volvió a hablar sobre estos dos asuntos.

Sobre Spacey y Weinstein, dijo:

“Hay que ser cuidadoso con el término ‘acoso sexual’ porque regularmente puede ser usado como una patética estrategia en una corte”.

Desafortunado como lo leen, no sorprende. Anteriormente, había hecho una declaración similar con otro medio:

“Cualquiera que alguna vez haya dicho ‘Me gustás’, tiene de repente cargos por acoso sexual. Algunas personas son muy raras cuando se habla de romance… No saben qué hacer y su comportamiento es agresivo”.

En esa misma entrevista, Moz menospreció las mujeres que sumaron denuncias contra Weinstein, ya que según él fueron parte del juego. En el nuevo diálogo le volvieron a preguntar sobre estos temas y dijo:

“Estoy seguro que es horrible, pero tenemos que mantener todo en proporciones. ¿No te parece? Nunca fui acosado sexualmente, debo agregar”.

A Trump también le dedicó algunas palabras, llamándolo “la obvia peste internacional”. Y continuó:

“Es la mayor amenaza para la seguridad de Estados Unidos y el mundo. Es como un bebé de dos años constantemente agarrando algo, para destrozarlo y seguir con otra cosa que también destruirá”.

Hacia el final, habló sobre el estado actual del periodismo y lo que considera la muerte de la libre expresión:

 

“Es muy difícil sentarte con alguien y transmitir tus sentimientos. En una democracia deberías poder dar tu opinión sobre cualquier cosa. Tenemos que debatir, pero eso ya no ocurre. La libertad de expresión se murió. ¿El periodismo actual no se trata de exponer personas?”