Foto: Samantha Saturday

El vocalista de la afamada agrupación británica se aventuró a hablar del espinoso tema de la prevalencia de ritmos como el hip hop por encima de las clásicas melodías rockeras. En un diálogo con la BBC, el músico, que es por cierto un experimentado guitarrista, reconoció que cada vez ese instrumento queda más relegado en cuanto a la estructura de las canciones más populares en estos tiempos. Concretamente declaró:

“La guitarra se ha convertido en un elemento que da textura en vez de liderar y creo que eso es probablemente algo bueno”.

Si bien muchos ven esta situación como algo lamentable, el optimismo de Bellamy parece estar motivado por su predilección por la fusión de diversos ritmos; al respecto dijo:

“Lo que es emocionante acerca de este periodo de la música es que podés mezclar música clásica con hip-hop y rock en la misma canción”.

Lo anterior es incluso palpable en el más reciente lanzamiento hecho por Muse, puesto que en su tema “Thought Contagion” la banda incluso usa patrones de batería digital propios del trap. Acerca de esa decisión sonora, el artista señaló que es la primera vez que usan esa clase de recursos. En todo caso, ya habían dado a conocer que dicha canción estaba inspirado en memes.

Matt incluso se atrevió a reconocer que al hacer rock hoy en día uno puede llegar a ser en cierta medida bastante anticuado:

“Como banda de rock tenés un pie en el pasado, tocando instrumentos como la guitarra, el bajo y la batería”.

A pesar de que seguramente muchos pasarán a criticarlo por decir cosas como estas, Bellamy enfatizó aún más en el interés de su banda por incluir en su estilo nuevas sonoridades y expresó:

“Siempre hemos mantenido la vista en lo que está sucediendo, y hemos tomado influencias de cosas que nos parecen geniales de la música contemporánea. Siempre hemos tenido en cuenta eso.”

Si bien se trata de un asunto que es susceptible de ser largamente debatido, como casi todo en el mundo del arte, recordemos que reportes como el de Nielsen 2017 confirman que el rock and roll tal y como lo conocemos, se encuentra en decadencia, o al menos ha perdido los primeros puestos de popularidad que ostentó en décadas anteriores. Otra lamentable noticia que parece confirmar este fenómeno es la grave crisis y posible cierre de fábricas de guitarras como Gibson en vista de sus grandes dificultades económicas.