Hoy, la empresa SpaceX lanzará su gigantesco cohete Falcon Heavy desde Cabo Cañaveral, en el estado de Florida.

Con esto, la compañía fundada por el multimillonario Elon Musk no sólo probará la eficiencia de esta aeronave de 70 metros de alto y con capacidad para transportar más de 66 toneladas diseñada para llevar al espacio satélites e incluso, en un futuro, a humanos, sino que también se pondrá en una órbita cercana a Marte un auto. Sí, leíste bien, un auto.

Musk, también co-creador y CEO de la empresa de autos eléctricos Tesla, Inc., no tuvo mejor idea que cargar el Falcon Heavy con un Roadster rojo, un vehículo que todavía no ha salido a la venta y cuyo modelo básico está valuado en 200 mil dólares.

Sin lugar a dudas, este es uno de los lanzamientos más esperados desde las misiones Apolo (llevadas a cabo entre 1961 y 1972) que desembocaron en la llegada de hombre a la Luna. Debido a su atractivo, se han puesto entradas a la venta para presenciar el despegue de cerca y se anticipa que miles de personas acudan a Cabo Cañaveral.

Como curiosidad, cabe resaltar que el Falcon Heavy está montado en la plataforma LC-39A del Centro Espacial John F. Kennedy de la NASA, la misma desde la que despegaron las misiones Apolo.

Anteriormente, Musk había declarado que en el auto sonaría “Space Oddity“de David Bowie, pero a juzgar por la animación estrenada hoy, la canción elegida habría sido “Life on Mars?. Aunque la ciencia ya nos demostró que no hay sonido en el espacio, así luciría un viaje a bordo de ese auto con Bowie de fondo: