El sábado pasado (17), Facebook se vio envuelto en otro escándalo: según sacó a la luz una investigación conjunta entre el diario estadounidense, The New York Times, y dominical británico, The Observer, una consultora que Donald Trump contrató para ayudarle en su campaña presidencial de 2016 manipuló los datos de 50 millones de usuarios de Facebook sin su permiso.

De acuerdo con el informe, se trata de Cambridge Analytica, la empresa de datos políticos a la que acudió el actual mandatario de EE.UU., que se hizo con una base de datos obtenida de Facebook para utilizarla sin ningún consentimiento y así elaborar estrategias durante las últimas elecciones del país del norte.

En respuesta a este informe, la compañía de Mark Zuckerberg emitió un comunicado que aseguraba: “La afirmación de que se trata de una violación de datos es completamente falsa”.

Lo que es seguro es que no es la primera vez que Facebook tiene problemas con lo que a privacidad se refiere. Es por esto que la banda inglesa Massive Attack ha decidido abandonar esta red social cerrando su fanpage oficial.

“A la luz de la continua falta de respeto por parte de FB por su privacidad, su falta de transparencia y su desprecio por la responsabilidad, Massive Attack se retirará temporalmente de FB. Esperamos sinceramente que cambien sus políticas en torno a estos problemas”, anunció el grupo en un posteo en la mencionada red que luego replicó en Twitter.

De esta manera, Massive Attack sigue los pasos de Jim Carrey, quien a principios de febrero también había dado de baja su página oficial de Facebook debido a la implicancia que tuvo la compañía en la interferencia rusa en las últimas elecciones presidenciales estadounidenses.