Compartir

Desde que en abril se iniciara una petición para detener a Radiohead de tocar en Israel (avalada por varios artistas, como Thurston Moore, Roger Waters, entre otros), nunca fue noticia una demostración de apoyo hacia la banda de Thom Yorke. Hasta hoy, que Michael Stipe publicó un comunicado en su Instagram a días del concierto.

En su publicación, de anoche, el líder de R.E.M. escribió:


“Apoyo a Radiohead y su decisión de tocar. Esperemos que el diálogo continúe y que ayude a que finalice la ocupación con una solución pacífica”.

Este fue su post original:

La amistad entre Stipe y Yorke data de mediados de los ’90, cuando ambos grupos salieron de gira por Europa e incluyeron un show en Tel Aviv. El post de Stipe llega dos días después de que Waters renovara su ataque a York, diciendo que su “queja” y “aislamiento” son “extremadamente inútiles para todos”. La semana pasada, Yorke publicó un comunicado en el que comentaba: “Tocar en un país no es lo mismo que apoyar su gobierno. Hemos tocado en Israel por más de 20 años en una sucesión de gobiernos, algunos más liberales que otros. Como hicimos en Estados Unidos. No apoyamos a Netanyahu [el primer ministro de Israel] ni a Trump, y aún así tocamos en Estados Unidos”.

Esta mañana, el realizador Mike Leigh también salió al cruce:

“Mientras que las luces se apagan en Gaza y mueren pacientes palestinos de cáncer porque no les es permitido viajar, mientras que un poeta palestino en Israel vive bajo arresto domiciliario por una poesía que publicó en Facebook, mientras que un joven performer de circo está en el limbo de la detención administrativa porque no tiene ni cargos ni juicio – Thom Yorke habla con altanería sobre ‘cruzar fronteras’ y ‘libertad de expresión’. Uno se pregunta, ¿libertad de quién, exactamente?”