Compartir
Morrissey – Foto: OCESA / Lulu Urdapilleta

Para nadie es un secreto que el ex líder de The Smiths viene de atravesar unos meses intensos, polémicos y para muchos decepcionantes. Lo cierto es que sus dichos acerca de la inmigración en Europa, con frases como “quiero que Alemania vuelva a ser de los alemanes” y otras más en apoyo del Brexit, así como sus mensajes en defensa de Harvey Weinstein y Kevin Spacey respecto de las acusaciones en contra de ellos por abuso sexual lo han convertido a él mismo en el blanco de muchas ofensas y disgustos, incluso por parte de férreos seguidores de su trayectoria musical.

Pero todo esto Morrissey lo ha tomado de manera bastante dramática, y seguro que no podíamos esperar menos del autor tantos himnos solitarios como “Bigmouth Strikes Again” y “Please, Please, Please, Let Me Get What I Want“. De cualquier modo, el artista lejos de disculparse o echar atrás sus palabras ha optado por mantenerse firme en sus argumentos, además ha apuntado en contra de la prensa.

De hecho, hace un par de semanas publicó desde su Facebook un descargo en contra del diario británico The Independent, medio que reportó que muchos de sus fans escoceses abandonaron el recinto luego de que él criticara a la primer ministro de aquel país Nicola Sturgeon, el texto en cuestión empezaba diciendo:

“Hay noticias falsas, noticias viejas y no-noticias. ¡Aparentemente, The Independent no pudo decidir qué clase de noticias presentar así que eligió publicar las tres juntas!

Viejas Noticias – Low In High School salió el 5 de noviembre. Hace 6 meses. Gracias por reseñar el álbum hoy.

No-noticias – No pudimos encontrar ninguna noticia en esta pieza. Ni siquiera una opinión de viejas noticias.

Falsas noticias – Nadie dejó el show de Glasgow luego de la mención de Sturgeon en el escenario.”

There is fake news, old news, and no news. Apparently The Independent can’t decide what they want to present anymore so…

Posted by Morrissey Official on Saturday, March 17, 2018

Pues bien, el británico al parecer no quedó contento con ese comunicado y le pareció necesario complementarlo publicando otro mucho más detallado a través de una nueva página web titulada Morrissey Central, en la que además se pueden hacer donaciones para organizaciones como PETA, aunque lo más destacado del sitio es una declaración suya publicada el 28 de marzo llamada “Por qué The Independent odia la indepencia” que se puede leer completo acá.

La pieza reitera su defensa al señalar que algunos medios de comunicación, en especial el citado The Independent, no presentan datos y noticias de forma objetiva sino tendenciosa. Concretamente apuntó en contra de Christian Broughton, editor de aquel portal a quien Morrissey llama “dictador”. Denuncia así que se busca censurar a todo el que no piense como los dirigentes de esos medios.

El cantante incluso abre este comunicado afirmando:

“La importancia de un artista (o figura política) suele quedar en evidencia en los intentos que se hacen por silenciarlo”.

Más adelante también menciona que se lo usa como chivo expiatorio de asuntos más graves:

“¿Las pandillas de abuso de Telford? Difícilmente merecieron un susurro por parte de The Independent. En su lugar, vamos a demonizar a Morrissey, que merece nuestro incansable abuso, ya que parece estar diciendo ciertas cosas que mucha gente está pensando en realidad.”

Después intentó aclarar su posición política frente al Brexit y declaró que no se considera ni de extrema izquiera ni derecha. Puntualizó también que nunca ha votado en elecciones de su país porque no ha encontrado un partido que represente sus puntos de vistas más importantes. Asimismo dijo que se considera un “humanitario” y que su mayor preocupación hasta hoy en día es lograr la abolición de los mataderos. Prosiguió enunciando:

“Confieso que mi vida musical ha sido atrofiada por la timidez, y esto continúa siendo así. Soy demasiado interior, y aquello a menudo puede parece una arrogancia tremenda. Pero no lo es. No quiero ser como nadie más en la música porque no tiene sentido. Quiero mostrar algo distinto. Cuando intento aclarar, admito que a menudo suena como un ataque. Pienso que Inglaterra puede cuidarse a sí misma. No necesita que la Unión Europea vigile sus leyes, su pensamiento, sus fronteras o su libertad. No hace falta ser un genio para llegar a este punto de vista”.

Finalmente, hizo un llamado a ignorar lo que difunde la principal prensa británica y a recurrir a otros tipos de fuentes mucho menos monopolizadas por el poder hegemónico. Comenta que estos están son “tan políticamente correctos que la verdad básica es imposible”. De esa misma forma destacó que aunque “están obsesionados con promover la diversidad social, no aceptarán ideas diversas”.

Cerró su texto diciendo:

“En 2018 el lema de The Independent debería ser ‘Toda la mierda que está lista para ser impresa’. The Independent trató de sacarme de circulación: ¡Y Viva Hate a eso!”