Compartir
Foto: Sophie Green

El mundo del arte acaba de sufrir una gran pérdida, puesto que murió a sus 58 años Chris Barnes, talentosísimo diseñador conocido como bajo el seudónimo de Judy Blame. Al igual que Viviene Westwood, tuvo un rol crucial en la definición de la estética rebelde de los ’80, de hecho se hizo famoso por elaborar fascinantes piezas usando cadenas y restos de huesos que él mismo agarraba de las orillas del río Thames.

Acerca de la impronta marcada por el DIY, él se aventuró a resumir aquel estilo de manera jocosa señalando:

“Cuando nosotros (los británicos) no tenemos dinero, tenemos que usar nuestra imaginación. Yo solía ir y reutilizar cosas de la rivera del Thames”.

Luego, durante su carrera también fue asociado con el movimiento de nuevo romanticismo e incluso se animó a administrar junto a varios amigos un club nocturno que era frecuentado por artistas como Duran Duran.

Años más tarde colaboraría con la prestigiosa marca japonesa Commes Des Garcons, así como se atrevió a diseñar piezas exclusivas para personalidades del pop internacional como BjörkKylie Minogue.

Las muestras de condolencias por parte de sus amigos artistas no se han hecho esperar, por ejemplo, Boy George emitió este sentido mensaje desde sus redes sociales:

“Q.E.P.D. mi amigo Judy Blame quien fue hermoso, talentoso y arriesgado como nadie. La moda tiene ahora un gran vacío y Londres perdió a una leyenda!”

Seguramente están por venir muchos más homenajes que buscarán recordar su gran legado. Sin duda el legado de la escena punk liderada musicalmente por agrupaciones como Sex Pistols y Ramones no habría sido el mismo sin aportes conceptuales como el suyo.