Mark Salling, el actor que encarnó a Noah “Puck” Puckerman en las seis temporadas de la popular serie Glee, fue encontrado muerto hoy en un aparente suicidio, según informa TMZ. Tenía 35 años y su cuerpo fue encontrado en un pequeño campo de béisbol cerca del río Sunland, en California, donde se habría ahorcado.

Salling estaba envuelto en un caso judicial por posesión de pornografía infantil, con cargos que oscilan entre cuatro y siete años de prisión. La policía descubrió más de 50.000 imágenes de niños pre-púberes en su computadora. Además de su sentencia en la cárcel, se hubiese pedido su alta en el Registro Nacional de Delincuentes Sexuales.

Si bien todavía no está confirmada la causa de la muerte, todo apunta al suicidio ya que este sería su segundo intento: en agosto intentó cortarse las venas.

Salling es el segundo actor de Glee en morir: el canadiense Cory Monteith murió en 2013 a sus 31 años por una sobredosis de heroína y alcohol.