Compartir

The End of the F***ing World es el nuevo caballito de batalla de Netflix. Esta serie basada en la novela gráfica homónima de Charles S. Forsman ha logrado cautivar a una gran cantidad de fans gracias a sus personajes y su trama, la cual es resumida por el gigante del streaming como “Un psicópata en ciernes y una rebelde hambrienta de aventuras comparten un viaje fatídico por carretera”.

A pesar del éxito conseguido tras su lanzamiento, el producto se vio perjudicado por la polémica que se generó luego de que la cuenta oficial de Netflix Latinoamérica compartiera con sus seguidores una imagen de los protagonistas de la historia, James y Alyssa, besándose y un texto que decía “Amor es besarla, aunque quieras matarla”.

Entre las muchas críticas recibidas por este tweet de Netflix tildado de machista y misógino se destacó la de La Correctora, una fanpage creada por dos mexicanas que editan contenidos machistas de medios de comunicación y redes sociales. Desde La Correctora señalaron: “La imagen intenta que el público empatice con un adolescente casi adulto, quien habla de matar a su pareja en el más estricto sentido de la palabra” y añadieron que era algo totalmente innecesario, ya que “la imagen trata de normalizar una violencia que ni siquiera existe del todo en la serie de ficción, pero que sí sufrimos las mujeres en el mundo entero y especialmente en Latinoamérica”.

Por su parte, la empresa con sede en Los Gatos, California, eliminó el mensaje y manifestó:

“Quisimos hacer una referencia de la serie, pero nos dimos cuenta de que, sin haberla visto, no se entendió. Nuestra intención siempre va a ser entretenerlos y no ofenderlos y este tweet no refleja la visión de la compañía”.