Compartir

Tras su gran gesto para con un joven fan hace tan sólo algunos días, Noel Gallagher volvió su tercera pasión después de la música y el Manchester City: generar polémica.

Semanas atrás, el cantautor inglés había declarado que su gato tenía “más rock & roll” que sus compatriotas de Radiohead y que, a pesar de poseer algunos temas de Thom Yorke y compañía en su teléfono, nunca los escuchaba porque su “esposa tiene una reacción física hacia ellos cuando los escucha” y nunca piensa “¡Oh, un poco de angustia moderna le va a hacer bien!”.

Durante un evento de escucha de su más reciente disco, Who Built The Moon?, organizado por Rolling Stone en Los Ángeles, el ex Oasis fue consultado por un fanático sobre cuánto de sus letras es un reflejo de la tensión que ha vivido con su hermano, Liam, y el nombre del frontman de Radiohead surgió de la nada.

“Nada de eso. Nada de lo que he dicho fue el reflejo de ninguna tensión”, dijo Noel antes de manifestar:

“Me parece fascinante que la gente encuentre fascinante la relación entre Liam y yo. Sólo sería fascinante si fuéramos una dupla de escritura y tuviéramos que hacer que esto funcione. Pero todas mis canciones contienen algún tipo de esperanza en ellas. Intento encontrar algo de esperanza y alegría allí. Escribo cuando estoy feliz, y estoy feliz la mayor parte del tiempo. Cuando estoy triste -y nunca estoy tan triste- simplemente no escribo. Creo que ya hay suficiente mierda en el mundo”.

Acto seguido, el de Manchester aprovechó a tirarle otro palito a Yorke:

“Podés sentarte y escribir sobre las noticias. Alguien lo está haciendo en este momento. Thom Yorke, probablemente. Y creo que hay mucho de eso en el mundo. Es muy fácil escribir angustia. Yo lo encuentro muy difícil”.