Compartir

BoJack Horseman es uno de los mayores éxitos animados de Netflix. Después de una primer temporada modesta en cuanto a críticas, las siguientes tres entregas de la serie sobre el caballo alcohólico de “Hollywoo” generó una catarata de elogios por parte de los periodistas especializados, logrando altísimos promedios de aceptación en webs que recopilan reseñas como Metacritic y Rotten Tomatoes.

Aprovechando la popularidad del cartoon diseñado por la ilustradora y caricaturista Lisa Hanawalt, el Ministerio de Economía de Energía (conocido por sus guiños a diversos ídolos populares) incluyó a BoJack en una imagen en sus campañas en favor del ahorro de energía protagonizada por Gastón y Nova, personajes que el ente público utiliza para concientizar. En dicha iniciativa, se puede ver a los trasandinos enseñándole al norteamericano cómo aclimatar su casa sin la necesidad de recurrir al aire acondicionado.

La tira fue altamente comentada en internet y, en un mundo tan globalizado como el de hoy, terminó llegando a la mismísima Lisa Hanawalt después de que un seguidor de Twitter le compartiera un enlace.

La primer reacción de la artista fue pensar que se trataba de una violación de los derechos de autor, por lo que, en español, contestó: “Cómo se dice… infracción de copyright…”. Acto seguido, el propio Ministerio de Energía chileno puso paños fríos a la situación pidiendo perdón y explicando lo ocurrido: “¡Lo sentimos, Lisa! Admiramos tu trabajo y sólo queríamos mostrar a Bojack usando eficiente la energía”, escribieron en su cuenta oficial de Twitter como respuesta al mensaje de Hanawalt, quien terminó entendiendo y mostrándose en favor de la campaña a través de un simple “lol está bien!!!” y un emoji llorando de la risa.

Dos días después del intercambio de tweets, la cuenta oficial de BoJack Horseman tuvo un lindo gesto, compartiendo una imagen del caballo actor tomando un trago con Gastón y Nova en la que se pueden ver las cortinas que los últimos dos le regalaron en la caricatura original.