La República Popular China sigue acrecentando su repertorio de cosas prohibidas en el país, el cual incorporó al hip-hop hace pocos meses.

En este caso, la nueva víctima de censura en la nación asiática es Peppa Pig, la cerda inglesa animada, a la que Douyin, una popular plataforma de videos, ha prohibido y calificado de ícono “subversivo”.

Según el diario local Global Times, Douyin procedió a eliminar más de 30 mil clips y memes protagonizados por la creación de Neville Astley y Mark Baker. Además, si se busca el hashtag #PeppaPig en la página web no se encuentran resultados.

El fanatismo por Peppa Pig en China ha crecido mucho con el paso del tiempo. Tal es así que se han puesto de moda los tatuajes que muestran a la simpática cerdita disfrazada de gángster o pirata. Pero, por otro lado, la caricatura también ha devenido en bromas violentas o incluso pornográficas, hasta el punto de que los responsables de Douyin la consideran “una influencia social negativa”.

Por su parte, el People’s Daily, el periódico oficialista del Partido Comunista Chino, manifestó que no se podía dejar que el mencionado personaje “destruya la infancia de los niños”.

Cabe destacar que este no es el primer caso de censura que China le aplica a un dibujo animado. En el pasado, el país presidido por Xi Jinping había prohibido a Winnie the Pooh después de que el oso protagonizara un meme en el que aparecía abrazando un barril de miel junto a la frase “encontrá lo que amás y quedate con eso”, en clara referencia al mandatario aferrándose a su cargo.