Después de la cancelación de la jornada final del Lollapalooza Argentina debido al clima que azotó el Hipódromo de San Isidro el domingo por la madrugada, el creador del festival, Perry Farrell, se tomó unos minutos, no sólo para defender la difícil decisión, sino también para contestarle a los iracundos fanáticos que no pudieron disfrutar de Pearl Jam, LCD Soundsystem, The National y las demás bandas de ese día.

En primera instancia, el líder de Jane’s Addiction utilizó su cuenta de Twitter para compartir un collage de imágenes que mostraban el deplorable estado en el que había quedado el predio luego del temporal. Las instantáneas fueron acompañadas por unas palabras de parte de Farrell:

“Hermanos, hermanas, nuestros corazones están dolidos por las noticias de la lluvia de hoy. Incluso me he enojado. ‘Queremos respuestas’, ‘piensen en una forma’, ‘¿por qué no avanzar?’, ‘¿dejó de llover?’… Ustedes y yo somos iguales. Me aseguré de obtener imágenes, aquí están”.

“Todavía sigo enojado, pero hicimos lo correcto y no hay nadie a quien culpar. Estoy empeñado en hacer del próximo año el momento de nuestras vidas”, continuó el artista en otro tweet.

Como era de esperarse, los mensajes de Perry no pasaron desapercibidos por los fanáticos que invirtieron tiempo y dinero para disfrutar de sus bandas favoritas y terminaron con las manos vacías: “Andate a la mierda. El show debe seguir”, afirmó un usuario bajo el nombre de Ninoska, quien adjuntó imágenes de gente jugando en el barro en el festival Woodstock.

Fiel a su estilo, Farrell no perdió la compostura y respondió con altura: “Ninoska, me alegro de que no fueras vos quien tomó la decisión en este día en particular… Expertos (ingenieros de escenario que reconstruyeron la estructura en conjunto con el productor de escenario de la banda en conjunto con el mánager de la banda) evalúan el daño infligido por dios. Yo también estaba decepcionado”, escribió el cantante de 58 años y anexó una nota de Rolling Stone sobre la trágica actuación de Pearl Jam en la edición 2000 del festival de Roskilde, Dinamarca, donde nueve fanáticos murieron después de ser aplastados entre la multitud.

Por otro lado, el usuario Juampi Gil Sola manifestó: “Perry, honestamente, a las 2pm el sol estaba brillando. Vi miles de colaboradores en los primeros dos días. Si hubieran trabajado juntos unas horas, al menos los principales shows podrían haber sido programados para esa misma noche”.

En este caso, Farrell contestó: “Juampi, mis amigos, por favor, escúchenme por última vez. Pensé lo mismo. ¡Está soleado ahora a las 2:00! Incluso estresé a la producción. La decisión final es del gobierno. Una vez que declararon el área insegura, no pudimos refutar eso. Con una tragedia que ocurrió aquí hace unos hace años en mente”.

“Si el Gobierno dijo eso, está bien. Pensé que era una decisión de los productores. Mi error. ¡Saludos!”, reconoció el muchacho minutos después. “Juampi, ¿cuántos años tenés, viejo? Pensá, amigo: si alguien resultara herido o muerto después de que [el Gobierno] la declararla insegura, habría mucho dinero que pagar. La gente estaría demandando por las muertes de sus familiares. Un día, si Dios quiere, vas a tener un negocio o una comunidad que proteger. Divertite y no la cagues”, sentenció Perry.