Compartir
Hospital en donde falleció uno de los hermanos y el otro se recupera antes de enfrentar el proceso judicial

La madrugada del pasado lunes 5 de marzo ocurrió  un trágico y absurdo deceso a causa de la intolerancia por un asunto que debería generar cualquier cosa menos violencia: las preferencias musicales. Aquello ocurrió luego de que dos hermanos tuvieran una acalorada discusión acerca de la música que escuchaba uno y al otro le disgustaba radicalmente.

La diferencia entre los gustos de Raúl Díaz (de 51 años) y Julio Díaz los llevó a atacarse de forma mutua e intempestiva en la casa de Raúl. Estos tristes hechos acontecieron luego de que ambos estuvieran tomando vino afuera de la mencionada vivienda ubicada en el barrio Olimpo de Lomas de Zamora.

Al suceder el fuerte altercado, los presentes llamaron a la policía, la cual se llevó a Raúl directo al hospital para tratar el cuchillazo en la espalda que presentaba, fue allí cuando el hombre confesó que había sido su hermano el agresor. Cuando la policía procedió a intentar la detención de Julio cayeron en cuenta de que también se encontraba gravemente herido por un arma cortopunzante. Entonces el hombre fue llevado al Hospital Gandulfo de esa misma localidad en donde aconteció su deceso a las pocas horas.

Finalmente, su hermano Raúl fue detenido por el delito de homicidio con agravante por consanguinidad. El proceso ahora está siendo llevado adelante por la fiscal Marcela Juan de la UFI 2 de Lomas de Zamora.

Toda esta lamentable historia nos puede llevar a preguntarnos: ¿Hasta qué punto pueden nuestros gustos musicales dividirnos antes que motivarnos a entendernos mejor y respetarnos?