La organización del Mad Cool Festival español sufrió otro dolor de cabeza el fin de semana durante el concierto de Queens of the Stone Age.

Menos de 24 horas después del episodio protagonizado por Massive Attack, otro, que tuvo al conjunto liderado por Josh Homme como autores principales, se produjo en el Mad Cool Stage, a mitad del setlist de la banda.

Cuando los de Palm Desert se preparaban para tocar su ya clásico “No One Knows”, Homme llamó la atención de los responsables de la seguridad en su escenario y les ordenó que dejaran a la gente ingresar al sector VIP del vallado. El colorado exclamó:

“Hey, seguridad. Creo que deberían dejar que toda esa gente venga acá. Todos los que están allá, simplemente vengan. Vamos. Vengan acá”.

Al ver que no ocurría lo que él quería, el cantante se dirigió al borde derecho de la estructura y siguió alentando al público a acercarse a la banda.

Todavía sin resultados positivos, Josh tiró el cigarrillo que estaba fumando, volvió a tomar el micrófono y repitió su pedido: “Seguridad, quiero que dejen entrar a esas personas. ¡Déjenlas entrar!”, manifestó de manera más enérgica antes de comenzar a hablarle directamente a los presentes y pedirles que saltaran las vallas para que pudieran estar más cerca de él.

“No voy a tocar hasta que esa gente salte la pared y venga acá abajo”, amenazó el frontman. “Así que será mejor que los dejen entrar, porque esta noche trabajan para mí”, siguió.

Minutos después, y tras haber encontrado en el público un aliado clave para concretar su deseo, Homme creyó haber cumplido con su cometido.

“Es un concierto de Queens of the Stone Age. Pueden hacer lo que carajos quieran”.

30 segundos más tarde, el músico paró nuevamente la performance por el mismo motivo por el cual ésta se había retrasado en un principio.

“Dejen que entren todos, hijos de puta. Dejen que entren todos. Miren mi cara. Déjenlos entrar o me voy a bajar y dejar que todos entren de todos lados”, amenazó el nacido en Joshua Tree, California.

Una vez que la gente empezó a saltar las vallas, Homme explicó:

“Esta noche estoy dejando todo. El ayer ya pasó, el mañana no llegó. El ahora es todo lo que tenés”.

Finalmente, el grupo pareció dar vuelta la página tocando “The Evil Has Landed”, pero el artista de 45 años volvió a referirse al tema advirtiendo nuevamente al personal:

“Seguridad, sean amables con estos niños de acá… Voy a echar a toda la seguridad y todo el lugar se volverá loco. Sean amables o váyanse”.

Minutos después, Homme le explicó al público:

“La razón por la que les dije que permitieran que la gente entrara con ustedes es porque me estoy cansando de que todos les digan a todos qué hacer. Estoy harto de que todos se ofendan. Viajamos miles de kilómetros para tocar en su fiesta, para darles una noche para recordar. Y no nos iremos hasta que estés hechos mierda, drogados, bailando, besándose con alguien y teniendo la mejor noche de sus vidas. De lo contrario, son sólo un grupo de animales domesticados”.

Podés ver videos que registran lo sucedido, a continuación.