Compartir
Foto: Santiago Gallo Bluguermann

La noche del sábado Radiohead hizo vibrar miles de almas en Tecnópolis. Con un recital de dos horas y media de una lista que paseó por toda su discografía y una puesta visual de alto nivel, se vivió una noche inolvidable. Aunque por un momento, mediando el show, el líder de la banda, Thom Yorke, tuvo que frenar la lista en la que seguía la canción “The Gloaming”, por un problema de seguridad. Aparentemente hubo un problema con una valla, que llevó unos diez minutos de intervalo hasta solucionarse.

“Disculpen, vamos a tener que parar. Hay un problema de seguridad. Volveremos a empezar en un minuto. Antes de que alguien salga herido. Gracias”, así se pronunció Yorke en nombre de la banda, procurando evitar accidentes, a lo que el público respondió con el popular olé olé.

El pequeño incidente no alcanzó a opacar el emocionante show, ya que Thom siguió interpretando partes de la canción a capela hasta que se reanudó el recital y continuara sin inconvenientes.