Mientras que Radiohead se alista para lanzar OKNOTOK, la reedición especial por el vigésimo aniversario de OK Computer, la banda le concedió a Rolling Stone una entrevista especial sobre el aclamado disco de 1997 en la que explorar las ansiedades, obsesiones y temáticas involucradas en la creación del álbum.

Después del lanzamiento de The Bends, la era OK Computer empezó con Radiohead abriendo los shows de Alanis Morissette. Jonny Greenwood comenta: “Mi recuerdo principal de esa gira es tocar interminables solos a una audiencia llena de chicas adolescentes desesperadas”.

Sobre la grabación en el St. Catharine’s Court de Inglaterra, Thom Yorke relata una anécdota paranormal: “Los fantasmas me hablaban mientras dormía. Llegó un punto en el que a la mañana, cuando me levanté de una noche llena de voces, decidí que tenía que cortarme el pelo. Lo iba a hacer usando unas pequeñas tijeras pero todo se volvió un lío y me corté un par de veces. Bajé las escaleras y todos estaban como ‘Uh, ¿estás bien?’ Y yo: ‘¿Qué pasa?’ Phil, gentilmente, terminó de raparme”.

Sobre esto vinculado a las temáticas de ansiedad tecnológica, Yorke agrega:

“La paranoia que sentía en ese momento estaba más relacionada a cómo la gente se relaciona. Pero usaba la terminología tecnológica para expresarlo”.

En otro momento de la entrevista, Yorke comentó: “Básicamente yo era catatónico. En ese entonces, la persona que miraba en el espejo me decía ‘Sos una mierda. Todo lo que hacés es una mierda. No hagas eso. Es una mierda'”.

También hubo lugar para hablar sobre A Moon Shaped Pool, el aclamado disco del año pasado que terminó envuelto en tragedia: Rachel owen, la ex esposa de Thom Yorke y compañera de años, falleció en diciembre a causa de un cáncer. Ed O’Brien comentó: “No estábamos en una posición como para hablar de A Moon Shaped Pool cuando se publicó. No queríamos hablar de lo difícil que fue hacerlo. Estábamos algo frágiles y necesitábamos encontrar nuestro sendero. No quiero hablar más de eso, si es posible. Siento que no terminamos de asimilarlo. Fue una época difícil”. Yorke agrega: “Hubo muchas dificultades y fue una época muy dura para nosotros como personas. Fue un milagro que el disco se haya terminado”.

El artículo termina con un guiño a lo que puede llegar a venir de parte de Radiohead. Yorke: “Siempre fui muy extremo sobre resistirnos siendo una banda de batería-guitarra-bajo. Pero si eso es lo que la gente quiere intentar, estoy muy viejo como para pararme con un martillo y decir ‘¡Tenemos que hacer esto! ¡Tenemos que hacer aquello!’ Quiero que todos se sientan libres. Pero, ya sabes, no es fácil”.

Podés leer la entrevista completa en este enlace.