En el día de hoy la justicia española emitió un severo fallo, que muchos consideran desmedido, al decretar que Josep Miquel Arenas, conocido en la escena rapera bajo el seudónimo de Valtonyc, deberá pasar tres años y medio tras las rejas.

¿La razón por la cual el músico deberá ir a la cárcel por ese periodo de tiempo?: El contenido de las letras de sus canciones que “incitan al terrorismo e insultan a la corona” según estima el Tribunal Superior en un fallo que confirma el de la Audiencia Nacional que inicialmente decidió el caso en 2017.  Tal hecho fue confirmado por el joven artista hace unas horas desde su Twitter:

Los argumentos de defensa del acusado en cuestión afirmaban que las frases que él rapeaba estaban amparadas por su derecho a la libre expresión y a la creación artística, y que además el idioma del rap está lleno de provocaciones y alegorías simbólicas. Es decir, que en ningún momento tuvo una intención de provocar hechos de violencia con sus palabras.

El Tribunal respondió ante ello de forma rigurosa al desestimar su descargo y mencionó:

“La gravedad de las expresiones contenidas y su correcto encaje en los tipos penales de referencia”.

Concretamente, los magistrados consideraron que Valtonyc expresaba mensajes de apoyo al grupo vasco ilegal ETA y ofendía con vehemencia al rey Felipe VI y a los líderes políticos de las Islas Baleares, lugar de donde procede el aludido artista.

Algunas de frases que fueron objeto de revisión judicial y que finalmente lo llevarán a la cárcel son algunas como:

“El Rey tiene una cita en la plaza del pueblo, una soga al cuello y que le caiga el peso de la ley”.
“Un pistoletazo en la frente de tu jefe está justificado”

Ante esta dura sentencia, la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI) no tardó en mostrar su preocupación y denunciar como desorbitada aquella decisión:

“Es desconcertante ser testigo en pleno siglo XXI de algo parecido a la Inquisición”.

Más adelante, tal entidad se aventuró a solicitar que se reforme el Código Penal aquel país, ya que de acuerdo a sus estudios, está siendo utilizado como un instrumento de censura, para perseguir a las voces disidentes.